CIFRA
  Centro de Investigación y Formación de la República Argentina
CTA
INICIO PUBLICACIONES INTEGRANTES ORGANIZACIONES CONTACTO CIFRA EN FACEBOOK
Por palabras clave Por fecha
Informe de coyuntura N° 33 | SEPTIEMBRE DE 2020

Descargar Informe de coyuntura Nro 33 (753 kb.)

La coyuntura económica mantiene una situación sumamente crítica por los efectos de las dos pandemias que atraviesa el país, es decir, la resultante de la verdadera “pesada herencia” del gobierno anterior (una economía en caída libre, con un nivel de vencimientos de la deuda insostenible, un régimen de alta inflación, con elevados niveles de desocupación, pobreza e indigencia, entre otras cuestiones) y la que tiene lugar por los efectos del COVID-19 que azota a las economías de todos los países del mundo independientemente de la estrategia adoptada para enfrentarla. Si bien es innegable que se advierten algunos signos de reactivación obvios ante la profunda recesión que supuso la cuarentena en abril, la profundidad de la crisis y el hecho de que se superponga sobre una anterior, la incertidumbre sobre la resolución de la pandemia, y la contracción del empleo y los salarios reales le ponen límites objetivos al nivel y sostenibilidad de la misma.

El debate económico debería estar dirigido a cómo resolver estas problemáticas acuciantes de la economía real; sin embargo, en la actualidad cobró especial relevancia la situación de las divisas en un contexto en el que las cuentas externas no parecen estar estranguladas. Prueba de ello es el histórico superávit comercial que registró la economía argentina en los primeros ocho meses del año ya que alcanzó a casi 11.000 millones de dólares y, según las proyecciones del presupuesto, se extenderá por encima de los 17.000 millones en el año. En el mismo sentido incide la exitosa restructuración de la deuda pública cuyo nivel de aceptación fue prácticamente total (por encima del 99% con las cláusulas de activación colectiva) puesto que sus resultados involucran una reprogramación de los vencimientos que alivia la situación externa para los próximos años. Si bien el nivel de quita podría haber sido superior, en la medida que la restructuración de la deuda bajo ley nacional implicó una reducción inferior a la de ley extranjera, es de todos modos significativa en este crítico contexto: se estima que la quita nominal alcanzó al 21,0% en la deuda pública en moneda extranjera, lo que equivale a un ahorro neto de 39.505 millones de dólares.      

A pesar de estas señales positivas por el lado de la balanza comercial y los vencimientos de la deuda, la tendencia a la reducción de las reservas internacionales, que en lo que va del gobierno se redujeron en 1.300 millones de dólares, terminó presionando el tipo de cambio ante un escenario de escasas reservas netas para enfrentar la demanda de divisas y, fundamentalmente, las expectativas devaluatorias que se expresan en la brecha con el tipo de cambio informal. Se trata, por consiguiente, de una pugna social y política por la forma que adoptará la salida de la crisis más que por que se hayan verificado los límites estructurales por el lado del sector externo.

En ese marco el gobierno avanzó con un conjunto amplio de medidas para restringir las maniobras especulativas que abarca tanto el incremento de hecho del dólar ahorro como un conjunto importante de restricciones a las estrategias especulativas de las empresas. Se desplegó, por ende, una política económica que aborda la cuestión indiscriminadamente en términos sociales al afectar al mismo tiempo a sectores medios y a grandes empresas, lo que se convierte en un “caldo de cultivo” para la desestabilización y erosiona la capacidad del gobierno para conformar un bloque social alternativo a la salida devaluacionista y a la que provenga de las negociaciones con el FMI. Dado que no es apremiante la situación cambiaria, la regulación debería estar enfocada en las maniobras especulativas de la cúpula empresarial y, al mismo tiempo, habría que impulsar mecanismos alternativos para canalizar el ahorro a la inversión como podría ser el lanzamiento de bonos de empresas estatales con un nivel de interés superior al que ofrece el sistema financiero y con seguro de cambio. De todos modos, no son errores de diagnóstico los que determinan la dirección de las medidas del gobierno sino las contradicciones inherentes al Frente de Todos que avanza en el marco de las discrepancias internas que surgen de su naturaleza en tanto se trata de un frente de carácter nacional.


CIFRA CTA
Centro de Investigación y Formación de la República Argentina
Central de Trabajadores de la Argentina
Piedras 1065. C1070AAU, CABA, Argentina
Tel. (54-11) 5238 9371
centro.cifra@gmail.com